No Requiem for the Fat Girl

¡Usted! ¡Sí, me dirijo a usted, gorda sociópata y misantrópica! ¿No está harta de ser la oronda feliz pañuelo-de-mocos del resto de sus compañías mientras en su interior oculta una colosal depresión y desprecio hacia sí misma? ¿Acaso no le da vergüenza salir de marcheta con sus amigas buenorras, que sólo toleran su compañía para parecer más guapas a su lado y para ejercer usted de “limpiaconciencias” de semejante manada de monas tití? ¿Pudiera ser que estuviese hasta su granuda frente de escuchar a sus amistades contar que se han liado con el morenazo del bar, el de los brazos venosos; otra que ha acorralado al técnico de internet y le ha hecho un hombre, y la de más allá que ha desvirgado al chico pizzero, hijo de una vecina cuyo marido alcohólico está internado por peligrosidad extrema…mientras usted, infame y putrefacto conjunto de michelines, ya no sabe con que dedo, vibrador o cuello de botella hacerse el apaño? ¿Está cansada de todo ello, pedazo de foca sin alma?

¡¡Pues alegre su circunspecto rostro, execrable desperdicio de aire!! Si usted o ustedes se conforman con ser una abominable acumulación de tejido adiposo con ojos, es porque le sale de su sudorosa setica. ¡Porque la tele, la sociedad en conjunto, tiene la solución, acho pijo! Tómese un tazón de cereales de marKa cada noche durante 15 días (el plan Special Pollas en vinagre) y verá la desnutrición bestial a la que estará abocada…pero el cuerpazo de sirena discotequera de polígono vulgar que se le queda. Y da igual que lleve toda la vida tomando jamón york y haya crecido fuerte y sana. Si ahora toma usted jamón york con vetas de grasa no significa otra cosa que es usted una tragaldabas Pozo sin fondo, piazo animala!! Tome jamón york transgénico mutante hecho con lo peor del aparato excretor del cerdo…pero sin grasa, cojones!!! Y no dude que dispondrá del físico de la profe de baile que lo anuncia, que debe ser prima del cañón que anuncia los cereales. ¿Qué más da que esas tías sean modelos y ya estuvieran asín de ricas desde antes de publicitar estos productos? Pequeñeces, lamentable obesa, pequeñeces de su cabecita.

Por cierto, y no por ello menos importante, engendro grasiento y cejijunto…¿cómo que no se ha depilado con la crema depilatoria súper-mágica? Cualquiera con un mínimo sentido del gusto le diría ve ete a la mierda. Atreverse a ir por la calle con esas patas de pelos, que parece una tarántula…que valor!! Peluda! Foca neanderthal!!

Y que no nos enteremos, pardiez, que no nos enteremos de que usted, hedionda bola de carne rellena de cheetos, no se gasta hasta el último céntimo que no tiene en clínicas corporativas dermoestéticas transformando el cuerpo que Dios, su padre, su madre y el polvo de entre medias le dieron, para convertirse en una muñequita artificial, con más remiendos que el sayo de una costurera que, por cierto, podrá participar en anuncios de cereales y jamón york, ouh yeah!! Ah, y no se olvide de untarse de crema reductora por las noches, para hacer esfumarse ese horrendo conjunto de celulitis que le preña las piernas, cacho de morsa del ártico parturienta!!!

Así que ya sabe, desgraciado monumento al exceso de calorías…si usted se empeña en ser una tía normal y corriente, será porque le da la gana, so vacaburra!!

"Niños, apartaos de ahí!! Creo que vuestra madre hoy ha comido fabada!!"

PostMortem – Réplica: A tomar por culo las pendonas que se hacen pasar por tías corrientes para vendernos unos productos de mierda y además ultra caros. Que le jodan al idiota que se gasta lo indecible en ponerse culo, pectorales, tetas o un grifo en la frente. En términos sencillos: a los tíos, esos entes con pene y mente, normalmente ubicados ambos los dos en el mismo lugar, sólo queremos ver zagalas de matrícula de honor corpóreo en las pelis porno y los videojuegos. Las que nos gustan para calentarnos el lado de la cama son mujeres de una normalidad suprahumana. ¡Que viva la buena chicha donde agarrarse! ¡Loor a la pivi que disfruta con una buena hamburguesa, se toma luego un helado y después le quedan fuerzas para hacernos tapioca fosfatinada en un sofá, o ande se tercie! ¡Aúpa la nena que luce celulitis y le importa tres cojones! ¡Queremos mujeres sanas y felices que nos den hijos robustos capaces de partir un pan de kilo de tres días de un mordisco; y no parodias de feminidad que parece que van a parir nubes de esas que venden en los kioscos de golosinas!

¡Arriba la mujer natural! ¡Y que le den por saco a la sociedad de consumo!

Aunque todo dentro de un orden, claro. Los hipopótamos, para la selva. Ejem…

Anuncios
Published in: on agosto 27, 2010 at 2:42 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://andetepilletemuerdo.wordpress.com/2010/08/27/no-requiem-for-the-fat-girl/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: