No Requiem for the Fat Girl

¡Usted! ¡Sí, me dirijo a usted, gorda sociópata y misantrópica! ¿No está harta de ser la oronda feliz pañuelo-de-mocos del resto de sus compañías mientras en su interior oculta una colosal depresión y desprecio hacia sí misma? ¿Acaso no le da vergüenza salir de marcheta con sus amigas buenorras, que sólo toleran su compañía para parecer más guapas a su lado y para ejercer usted de “limpiaconciencias” de semejante manada de monas tití? ¿Pudiera ser que estuviese hasta su granuda frente de escuchar a sus amistades contar que se han liado con el morenazo del bar, el de los brazos venosos; otra que ha acorralado al técnico de internet y le ha hecho un hombre, y la de más allá que ha desvirgado al chico pizzero, hijo de una vecina cuyo marido alcohólico está internado por peligrosidad extrema…mientras usted, infame y putrefacto conjunto de michelines, ya no sabe con que dedo, vibrador o cuello de botella hacerse el apaño? ¿Está cansada de todo ello, pedazo de foca sin alma?

¡¡Pues alegre su circunspecto rostro, execrable desperdicio de aire!! Si usted o ustedes se conforman con ser una abominable acumulación de tejido adiposo con ojos, es porque le sale de su sudorosa setica. ¡Porque la tele, la sociedad en conjunto, tiene la solución, acho pijo! Tómese un tazón de cereales de marKa cada noche durante 15 días (el plan Special Pollas en vinagre) y verá la desnutrición bestial a la que estará abocada…pero el cuerpazo de sirena discotequera de polígono vulgar que se le queda. Y da igual que lleve toda la vida tomando jamón york y haya crecido fuerte y sana. Si ahora toma usted jamón york con vetas de grasa no significa otra cosa que es usted una tragaldabas Pozo sin fondo, piazo animala!! Tome jamón york transgénico mutante hecho con lo peor del aparato excretor del cerdo…pero sin grasa, cojones!!! Y no dude que dispondrá del físico de la profe de baile que lo anuncia, que debe ser prima del cañón que anuncia los cereales. ¿Qué más da que esas tías sean modelos y ya estuvieran asín de ricas desde antes de publicitar estos productos? Pequeñeces, lamentable obesa, pequeñeces de su cabecita.

Por cierto, y no por ello menos importante, engendro grasiento y cejijunto…¿cómo que no se ha depilado con la crema depilatoria súper-mágica? Cualquiera con un mínimo sentido del gusto le diría ve ete a la mierda. Atreverse a ir por la calle con esas patas de pelos, que parece una tarántula…que valor!! Peluda! Foca neanderthal!!

Y que no nos enteremos, pardiez, que no nos enteremos de que usted, hedionda bola de carne rellena de cheetos, no se gasta hasta el último céntimo que no tiene en clínicas corporativas dermoestéticas transformando el cuerpo que Dios, su padre, su madre y el polvo de entre medias le dieron, para convertirse en una muñequita artificial, con más remiendos que el sayo de una costurera que, por cierto, podrá participar en anuncios de cereales y jamón york, ouh yeah!! Ah, y no se olvide de untarse de crema reductora por las noches, para hacer esfumarse ese horrendo conjunto de celulitis que le preña las piernas, cacho de morsa del ártico parturienta!!!

Así que ya sabe, desgraciado monumento al exceso de calorías…si usted se empeña en ser una tía normal y corriente, será porque le da la gana, so vacaburra!!

"Niños, apartaos de ahí!! Creo que vuestra madre hoy ha comido fabada!!"

PostMortem – Réplica: A tomar por culo las pendonas que se hacen pasar por tías corrientes para vendernos unos productos de mierda y además ultra caros. Que le jodan al idiota que se gasta lo indecible en ponerse culo, pectorales, tetas o un grifo en la frente. En términos sencillos: a los tíos, esos entes con pene y mente, normalmente ubicados ambos los dos en el mismo lugar, sólo queremos ver zagalas de matrícula de honor corpóreo en las pelis porno y los videojuegos. Las que nos gustan para calentarnos el lado de la cama son mujeres de una normalidad suprahumana. ¡Que viva la buena chicha donde agarrarse! ¡Loor a la pivi que disfruta con una buena hamburguesa, se toma luego un helado y después le quedan fuerzas para hacernos tapioca fosfatinada en un sofá, o ande se tercie! ¡Aúpa la nena que luce celulitis y le importa tres cojones! ¡Queremos mujeres sanas y felices que nos den hijos robustos capaces de partir un pan de kilo de tres días de un mordisco; y no parodias de feminidad que parece que van a parir nubes de esas que venden en los kioscos de golosinas!

¡Arriba la mujer natural! ¡Y que le den por saco a la sociedad de consumo!

Aunque todo dentro de un orden, claro. Los hipopótamos, para la selva. Ejem…

Anuncios
Published in: on agosto 27, 2010 at 2:42 pm  Dejar un comentario  

No me gusta que a los toros te pongas la minifaldaaa…!!

Ya han abierto la caja de los truenos. Las tierras catalanas han marcado un hito en la historia de las Españas al cepillarse las corridas de toros. Se conoce que no tuvieron bastante con joderle la marrana al buenazo, y de tan buenazo tonto terminal, de Felipe IV, el cual estuvo amargadete con una Cataluña que no cesaba de hacerle la puñeta. Bajo el mismo paraguas que hace 400 y pico años, el noreste español se encuentra empecinado en demostrar que la tienen mas larga que el resto de la península. Esto ya parece un tablero de la Oca. El caso es que la mafia nacionalista en su afán de desvincularse de todo lo que huela a tortilla de patatas y tablao flamenco, siguen con su partida de dardos agujereando el culo a la mano que les da de comer, y muy bien que les da. La supresión de la mal llamada fiesta nacional debería llenarnos de gozo a los que, como yo, creemos que el uso y utilización de animales para fiestas que impliquen el apalizamiento sistemático de la pobre bestia es un vestigio de la España mas cateta y medieval. Mas, por desgracia, es una victoria pírrica, ya que éste pequeño avance ha estado en todo momento revestido de la idiotez independentista de un puñado de impresentables empecinados en pringar el buen nombre de Cataluña del más farragoso y deleznable fango ideológico.

Sea como fuere, ya van dos comunidades españolas que abolen los toros: Canarias y ahora Cataluña. Es cuestión de tiempo que detrás vayan otras, eso sí, esperando que se haga de forma democrática, con mayorías, y sin tirar de giliportadas territoriales ni históricas.

En celebración de tal evento, va mi contestación personal a algunos de los argumentos que los protaurinos dan para la conservación de éste atentado a los dones de la naturaleza. Como siempre, la zarigüeya se exime de toda responsabilidad por los comentarios aquí vertidos. La culpa es del mensajero.

-El toreo es cultura y tradición de muchos siglos.

Según la tradición musulmana, al ladrón hay que cortarle la mano hurtadora. En África la tradición tribal manda mutilar genitalmente a las hembras. La cultura maya hacía sacrificios humanos para aplacar a Quetzalcoatl. Echar mano de los vocablos “cultura” y “tradición” para justificar algo, lleva implícito que todas las culturas y tradiciones son respetables. Y ésa idea resulta ciertamente peligrosa.

Las corridas de toros son Arte.

El arte ha sido siempre un concepto muy difuso y subjetivo, pero dudo francamente que la lucha de gladiadores de la antigua roma pueda ser arte. Ni tampoco veo a Leonardo con una muleta en la mano. Arte es para cada cual lo suyo, pero cuando implica dolor y sangre, ya hay que reflexionar el concepto de los límites del Arte.

El torero es muy respetuoso con el toro, y los toreros quieren al animal.

Como para no quererlo, si es el instrumento de la fortuna de toreros y apoderados. Tanto le quieren que lo pinchan como a una croqueta y lo ensartan a lo brocheta. Y tanto lo respetan que cuando acaban con el animal lo arrastran por el ruedo y luego lo descuartizan, para con suerte acabar adornando una chimenea. ¿Humillación? no, hombre, respeto. (Ironic Mode Off)

Sin las corridas de toros, el todo de lidia se extinguiría.

Argumento manido donde los haya. Y más teniendo en cuenta que sólo se utiliza el 10% de los animales criados a tal efecto en las corridas. Parece que el toro es un animal criado ad hoc para masacrarlo. Además, aunque eso sea así, ¿podemos proteger al lince ibérico y al lobo, pero si se acaban las corridas, el toro de lidia se deja extinguir?.

Muchas familias viven de los toros

Y otras tantas están en paro, y tantos otros empresarios se cepillan la mitad de su plantilla para no dejar de ganar más ellos mismos. Bienvenidos a las Españas, donde la gente se aferra a economías perecederas. Los animales no tienen por qué pagar nuestra profunda estulticia.

También se matan cerdos y vacas para comer

Si, pero con métodos no tortuosos ni crueles. Esto es así por ley. Además se sacrifican para la alimentación de las personas, no para calmar la sed de sangre de unos pocos.

El toro no sufre en una corrida, por la adrenalina.

El toro, como todo el mundo sabe, es un animal formado por chapas de acero y engranajes, alimentado por aceite de motor, y por lo tanto no tiene receptores del dolor. Por supuesto. Veamos al toro, ya masacrado, tambaleante y vomitando sangre, muerto de miedo. Seguro que si le preguntas y pudiese hablar, te diría que está en la gloria. Honestamente, hay que ser imbécil para argumentar esto.

No se puede estar a favor del aborto y en contra de los toros.

Mezclamos churras con merinas. Típico de la última salida. Parece que es lo mismo interrumpir un embarazo y torturar a un animal con mala folla manifiesta durante media hora. En el embarazo la madre puede elegir no hacerlo. El toro no tiene elección.

-El Toreo es una lucha igualitaria entre el torero y el toro que defiende su vida.

Que quede bien clarito. El toro ya no defiende nada cuando está en la plaza. Pase lo que pase, está jodido. Si por un casual el toro derriba al torero, si tan igualitaria es la lid, lo justo sería liberar al animal en la dehesa. Pero no se hace. Al toro hay que matarlo, porque el toreo es ante todo un negocio, y hay que eliminar toros para que entren nuevos, con la fortuna para el ganadero y el empresario.

El toreo es seña de identidad nacional

Parafraseando al maestro Reverte: España es un país imbécil y acomplejado de sí mismo. Sólo una nación avergonzada de su devenir y de su historia es capaz de buscar señas de identidad en la supremacía con saña sobre otras criaturas. Y encima tienen los benditos coxones de llamarlo “cultura española”. Pues si el toreo es lo que me señala como español, que me den la nacionalidad rusa, por favor.

"Alehop!! Con ésta voltereta tengo asegurado el pase a "Tienes Talento"!! A que te quedas muerto, boinas?"

Published in: on agosto 3, 2010 at 2:10 pm  Comments (2)