Vidas Zarigüeyiles Resumidas: Nikola Tesla

Cuando a uno le preguntan por la calle en una de esas fastidiosas encuestas, cuyo único interés en contestarlas radica en lo maciz@ que esté el encuestador, por el nombre de algún genio o inventor, la mayoría saldrá por peteneras con Leonardo DaVinci, Thomas Edison, Isaac Newton o Emilio Bellvis (sí, el de la fregona doméstica). Pero probablemente a nadie se le pasará por la cabeza el nombre de uno de los mayores inventores de la historia y uno también de los más ocultados: Nikola Tesla. Aunque su nombre es claramente un referente en la historia de la electricidad, no se cuenta entre el santoral de inventores y genios populares como los arriba mencionados. Hay un oscuro y misterioso silencio, una reticencia a enseñar en cierta profundidad la vida y obra de Tesla.

Nikola Tesla nació en la actual Croacia en 1856. No andaré muy lejos si digo que fue el más sesudo de sus hermanos. El hecho de que naciera en el seno de una familia de religiosos (su padre era pastor ortodoxo) tal vez le diera la patadita para usar su cerebro más que sus músculos. El chico Tesla estudió ingeniería eléctrica en la vieja Europa, y allí empezó a trabajar en una compañía de telégrafos yanqui, como chupatintas pringado al principio, I supouse. Ya de crecidito, Tesla coge camino a París para trabajar en una de las compañías del poderoso señor del mal y envidioso histórico Thomas Alva Edison. Allí, Tesla sienta las bases de lo que sería la Corriente Alterna, que demostró ser más eficaz que la Corriente Continua del amiguete Edison. Naturalmente, ésto no acabó de sentarle bien a Tomasito y se empezaron a tirar los maceteros de kilo y medio a la cabeza, lo que supuso que Tesla hiciese las maletas y se largara a Nueva York a fundar su propia compañía. Ya independiente, el genio de Tesla empezó a trabajar a piñón, dando como frutos el motor de inducción de corriente alterna, entre otras cosas. La trifulca con Edison no acabó, ya que ambos se pasaron gran parte de su vida jorobándose la pava el uno al otro, como demuestra la guerra de las corrientes, en la que cada cual trataba de demostrar que su tipo de corriente era la buena y la del “otro señor” era una porquería. Todo ello a base de exhibiciones públicas de las que le ponen a uno los pelos de punta, y hablando de electricidad, puede que en sentido más que figurado. Tesla, por cierto, también se las vio con Marconi porque éste le plagió el primer radiotransmisor, instrumento y teoría que Tesla patentó tres años antes que Marconi. No obstante, se ha considerado a Marconi como el inventor de la radio en un mosqueante ejercicio de restar importancia a Tesla.

Los avances de Tesla en el campo de la electricidad fueron de manchar los gayumbos. Servidor no entiende de electricidad, sólo que da calambre, así que sólo diré que entre los avances de Tesla se encuentra la “transmisión de energía eléctrica a través de un único cable sin retorno”, cosa que suena muy avanzada para la época y aún para ignorantes de la vida como vuestra zarigüeya. Pero Tesla inventó cosas, muchas más cosas que lo condenaron a la oscuridad.

Tesla murió en 1943, medio loco, uraño y paranoico. En cuanto estiró la pata, el Gobierno de los USA entró a saco en su despacho y requisaron todas sus notas, planos, documentos y proyectos. Ninguno de los cuales, a todo esto, ha sido desclasificado. Se dice que Tesla había inventado un sistema de transmisión de ondas eléctricas que no precisaba conducto ninguno. O como lo entiendo yo, electricidad por el aire. Una bomba así, naturalmente, no estaba hecha para la borregada común. Ni los otros inventos que salieron del coco de Tesla, de los cuales nunca tendremos conocimiento. Ésa es la razón por la que Tesla es “vetado” en la cultura popular. Tesla hizo avances gigantescos, inventos y teorías que chocan con intereses de todo tipo. Imaginen por dónde me pasaría la factura de Iberdrola de existir la corriente inalámbrica. Nikola Tesla desarrolló inventos terribles por su magnitud y su revolución científica, tan grandes que no deben conocerse. Los grandes gobiernos siempre han retrasado el avance de la humanidad en pos de los intereses económicos, Tesla es la prueba.

Otros inventos de Tesla fue la bombilla sin filamento, la bobina de Tesla, el control remoto, la lámpara fluorescente…etcétera. Tesla fue sin atisbo de duda el mayor inventor de la Historia. y también el más ocultado. El conocimiento del verdadero alcance de las creaciones de Tesla daría lugar, casi con toda seguridad, a un segundo Renacimiento en cuanto a la ciencia se refiere. Cosa, sin embargo, contraria a los avariciosos poderes en la sombra.

 

Nikola nunca pudo inventarse un recortador de bigotes

 

 

 

 

Anuncios
Published in: on noviembre 24, 2009 at 2:20 pm  Comments (2)  

El perrito no era tontito…

Lo normal cuando uno es un perrillo pequeño es tener miedo a casi todo. Pero lo de éste chuchín no se cómo calificarlo, si de Timidez o de Listillez. Aunque, todo sea dicho, el refugio bien lo vale. Con el permiso de mi Doñita…

Published in: on noviembre 20, 2009 at 1:17 pm  Dejar un comentario  

Point Blank…spanish flag

Éstos días tengo muy claro que me va a pasar la de Hemingway y voy a sucumbir al peso de mi propia ira. Lo cual me estaría muy bien empleado, por leer el periódico matutino a sabiendas de que no me va a dar nada mas que pesambres. Si el otro día (no, no me voy a autorreferenciar, no soy tan importante) me ciscaba en la gestión gubernamental para liberar a los Alakraneros, vascos recios y seguramente NAZIonalistas a juzgar por las informaciones acerca de una Ikurriña en el mástil de su pesquero; lo de hoy también va de banderas. Y no de Antonio.

Pues según reflejan los medios nacionales, una vez que ha pasado el grueso del culebrón somalí y podemos volver a hablar de otras cosas, en Gibraltar la Royal Navy (para los apretados en inglés, la marina guiri) ha venido hostigando a patrulleras de la Guardia Civil, amenazándoles incluso ametralladora en ristre, para que salieran de aguas “británicas” cuando lo cierto y verdad según el Tratado de Utretch esas aguas son más españolas que la paella con bogavante. Eso ya es malo, por el hecho de que la chulería inglesa es inexplicable y los Guardias Civiles sólo reciben órdenes de meter la cola entre las patas y redactar informes, no sea que la ISA II se nos mosquée y nos corte el suministro de ginebra. Pero lo de hoy es de barra de bareto de barrio. Según cuentan, hace un par de días o tres una lancha de la Guardia Civil sorprendió a una nave británica recogiendo a toda prisa una boya con bandera española presumiblemente usada para hacer tiro al blanco. Los Guiris, en un intento de esconder el pastel, volvieron a las coacciones para que la Guardia Civil no se les acercara y vieran el kiosko. Pero ya era tarde, los tíos de verde lo habían visto todo.

La cosa tiene doble cachondeo. O triple. Primero porque la bandera de Guirilandia tiene mas aspecto de diana que la española, lo cual lo mismo hay que hacérselo ver. Segundo porque luego bien que vendrán los guiris viejos  a chupar de nuestra Seguridad Social y nosotros, como gilipollas, sacándole lustre a sus pellejudos culos. Y tercero y último porque muy probablemente los execrables desperdicios de aire que dispararon contra la enseña rojigualda pasarán una plácida jubilación en una de las múltiples urbanizaciones que se hacen en España especialmente para los ingleses. Y operándose de gratix del intestino mientras yo, por ejemplo, me desangro por un balazo en la sala de espera de Urgencias.

¿ Y el Gobierno, que dice? Pues lo esperable de un Gobierno manirroto y deshuevado que quiere ser amigüito de todo el mundo, aunque nos metan una katana por el orto: Nada. Que el Ministro Desatinos ya tiene bastante con Marruecos. Que hay que tener contento al Moro, aunque los guiris nos estén chorreando como nunca en la Historia, salvo cuando la Armada Invencible. Que aquello tuvo cojones también, reforzando el dicho Guiri de “Españoles en la mar quiero; y si es en tierra, que Dios nos asista”

PostData: Si algún lector tiene a bien llamarme “fascista” por ésta entrada, le invito muy cordial y amablemente que se vaya a tomar por el culo. No es fascismo, es un mínimo de patriotismo por el país de uno, aunque sea un tablao flamenco. Que es muy fácil llamar facha a los que respetamos la bandera y luego todos chorreando el tanga con la Selección Española.

El nuevo director de la Inteligencia Británica no hace declaraciones sobre esto.

Published in: on noviembre 20, 2009 at 1:06 pm  Dejar un comentario  

Bajada de Pantalones Estilo Long John Silver

Desde la “ocupación” de bases militares españolas por parte del Gobierno Yanki de Bill Clinton, con nuestro celebérrimo Don Bigotitos “Lesaseguroquehayarmasdedestruccionmasivaenirak” al frente de ésta “Enterprise” sin carburante que llamamos  España, no había visto semejante uso de la vaselina para untar el orto a 40 millones de españoles. El cuento, empezando por el “The End” en un burdo intento de ejercitar el “in medias res”, acaba con 36 tíos de Mar libres de un secuestro que, encima de largo, ha servido para ver que los pobrecitos somalíes son de pobres nada y más tirando a cafres. Tras el feliz desenlace del entuerto, vemos a un exultante Zapatitos encantado de conocerse y felicitando la “gran labor de la diplomacia” en el asunto del Alakrana. ¿Mande? Un segundo, que esa parte me la he perdido, seguramente cuando estaba en el baño diarréico perdido por todo lo demás. ¿A qué está llamando “gran labor de diplomacia”? Porque si desembuchar unos cientos de miles de euros a modo de rescate es una labor diplomática, España debe tener siete Nobel en este campo como mínimo. Máxime teniendo en cuenta la absoluta inutilidad que ha presentado éste Gobierno al gestionar ésta crisis. En qué cabeza cabe, vive Dios, chulearse de haber cazado a dos piratas somalíes estando un pesquero español secuestrado por sus propios compinches. Por no hablar de las “dejadas del muerto” que se han ido haciendo cada uno de los ministros implicados en el ajo durante el asunto. Y encima Zapatero manda callar a las mujeres de los Alakraneros y a los medios, “por prudencia”. Olé tus cojones maestro.

En un secuestro, señor presidente, no sirve la prudencia, sino las agallas. Siempre y cuando no pongamos en peligro a los secuestrados. Las agallas mandan que, una vez pagado el rescate, se actúe según el método “Sarkozy” y se salga inmediatamente a cazar piratitas. Las agallas mandan que tengas el cuajo de decir que se ha llevado el asunto de puto culo y lo único que podían hacer es sacar la billetera. Las agallas mandan, en resumen, que el gobierno tenga dos huevos por una vez y tome medidas y represalias contra éstos muertos de hambre, a los cuales algunos imbéciles de manual tildan de víctimas porque “les robamos el pescado de sus aguas”. Pues qué quieres que te diga, rojete progreta del carajo, yo aún no he visto pescar al Capitán Garfio.

Pero eso sí, nunca tendrán las agallas de decir que el Alakrana tenía la Ikurriña en lugar de la bandera española, como manda el derecho marítimo; y tampoco harán mención a la pancarta pro acercamiento de presos de ETA a las cárceles vascas que había al lado de la otra en apoyo a los pesqueros en el Ayuntamiento de Bermeo, lugar de origen de los pescadores. Por tanto nunca tendrán las agallas de reconocer la doble bajada de pantalones: una ante los terroristas somalíes y otra ante el sectario nacionalismo vasco que sopla a gusto del comensal.

Por cierto, las patrulleras de la Guardia Civil en Gibraltar, bien. Siguen siendo expulsadas por los Británicos de las aguas españolas reconocidas en Utretch. Aflójense el cinturón…

Published in: on noviembre 18, 2009 at 1:03 pm  Dejar un comentario